La Red Europea de Territorios Corcheros, con más de 50 socios de España, Portugal, Italia y Francia, quiere representar y defender los intereses de las colectividades territoriales con presencia del sector corchero, contribuir a la valorización y difusión del legado cultural y patrimonial vinculado a esta actividad y promover el desarrollo sostenible local a nivel económico, social y ambiental.